APRENDIZAJE SERVICIO

La principal función de la educación es el desarrollo de ciudadanos y ciudadanas participativos, responsables y autónomos que hacen suyos los valores democráticos que defendemos en la sociedad del bienestar. Por ello y ante los retos y grandes cambios que afrontamos en la actualidad, se hace necesario desarrollar metodologías de aprendizaje-enseñanza que desarrollen las capacidades psicosociales y personales del individuo de forma integral y desde una perspectiva holística, que tengan como meta los Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU. En este proyecto están representados principalmente el nº 4: garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos; y el nº 16: promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas.

Desde esta filosofía ligada a la necesidad de una educación para el  desarrollo sostenible vinculamos la metodología de Aprendizaje-Servicio, la cual pretende fomentar la adquisición de habilidades, conocimientos, actitudes y valores, al mismo tiempo que se desarrolla la responsabilidad social de la persona. Es decir, a través del trabajo en la comunidad y en el entorno, buscando dar respuestas a sus necesidades, el alumnado va a adquirir un gran número de conocimientos y competencias -recogidas en el currículum educativo-, de manera dinámica y práctica, tomando consciencia de la corresponsabilidad inherente a todos los miembros de la comunidad.

La educación debe de ser integral, pero también integradora, por lo que debe de dar respuestas a las necesidades educativas de toda persona. La metodología de Aprendizaje-Servicio (ApS) no sólo va a servir para que todo individuo tenga un desarrollo personal que responda a sus necesidades de sociabilización, sino que también va a permitir que  personas que tienen dificultades para encontrar su espacio en metodologías  tradicionales, puedan descubrir sus propias potencialidades y talentos. De este modo se pretende evitar la exclusión, estigmatización y aislamiento de este alumnado, al tiempo que se les da valor y empodera para formar parte de dicha comunidad educativa.