REFORMA DE UN SENDERO

Sendero finalizado. Más de 80 baldosas fabricadas

Dentro de las premisas del Aprendizaje Servicio, los alumnos de 1º FPB Reforma y Mantenimiento de Edificios, han reformado un sendero que estaba al uso de la comunidad educativa (para ver vídeo pinchar aquí). Con la actuación realizada, se ha producido un doble efecto, la adquisición de competencias mediante una serie de actividades experienciales y dar respuesta a una necesidad detectada dentro de la comunidad educativa y usuarios del IES FELO MONZÓN.

Dentro de las premisas del Aprendizaje Servicio, los alumnos de 1º FPB Reforma y Mantenimiento de Edificios, han reformado un sendero que estaba al uso de la comunidad educativa. Con la actuación realizada, se ha producido un doble efecto, la adquisición de competencias mediante una serie de actividades experienciales y dar respuesta a una necesidad detectada dentro de la comunidad educativa y usuarios del IES FELO MONZÓN.

A continuación se van describiendo, paso a paso, las acciones llevadas a cabo:

Lo primero que se hizo es limpiar el antiguo sendero. Para ello, usamos los sachos para retirar las piedras que había en el sendero original. Las piedras fueron depositadas en la zona de amasado, usando las carretillas para su transporte. Fueron utilizadas con posterioridad. Mientras esto se hacía así, otro grupo de estudiantes, cortaba maderas de aproximadamente 48 cm de largo, 8 cm de alto para fabricar los encofrados cuadrangulares que íbamos a utilizar para realizar las baldosas hormigonadas del camino.

Lo segudo fue, marcar con unas picas de hierro y con cinta de señalizar, la trayectoria del camino, es decir, 1,20 m de ancho y de largo, lo que tenía el sendero original, aproximadamente 20 m. Para lo que se utilizó un martillo y varias picas de hierro además de cordel y cinta de señalizar.

Lo tercero fue, excavar una zanja de aproximadamente 1,20 m de ancho por 10 cm de profundo y de largo, lo que tenía el sendero original. La tierra de jardín la depositamos en el propio jardín con el objeto de extenderla por éste.

Cuarto; una vez montados los encofrados, los llevamos por encima de la zona de amasado a una parte plana y sobre un plástico para cubrir la superficie en la que íbamos a trabajar.

Quinto; nos dispusimos a fabricar las  baldosas hormigonadas. Para ello, en la zona de amasado y usando la hormigonera, mezclamos 1 saco de cemento por 3 de arena de montaña. Otro equipo, colocados los encofrados sobre el plástico, añadían unas pocas piedras para poner el mallazo formado por una tela metálica tipo gallinero.

Sexto; el hormigón lo vertíamos en carretillas y lo llevábamos a la zona  de encofrados. Allí lo virábamos dentro de éstos. Vertíamos hasta casi que se quedara el hormigonado a faz con las lados del cuadrado.

Séptimo; se añaden las piedras que previamente han sido separadas y lavadas. Se van depositando sobre la superficie de la baldosa hasta completar todo el cuadrado con piedras más grandes que otras. El resultado fue algo espectacular. Usamos la paleta de albañil para extender la mezcla y la pala para verter la mezcla.

Octavo; una vez que se añaden todas las piedras, con una llana o instrumento similar, vamos empujando las piedras hasta que se queden semisumergidas. A continuación dejamos que frague durante 3 ó 4 días.

Noveno; desencoframos las baldosas utilizando destornilladores para separar las maderas del hormigón. Guardamos los enconfrados para la siguiente tanda de baldosas. Las baldosas fabricadas, se transportan para la zona del sendero en carretillas.

Décimo; se transporta en carretillas algunos sacos de arena de montaña que nos hará falta como base para los baldosas. Se deposita la arena sobre la zanja y se extiende. La capa no debe superar los 2 cm de espesor. A continuación, se colocan las baldosas despegadas unas de otras. Tenemos que asegurarnos que las baldosas se colocan horizontales a nivel. Para ello utilizaremos el nivel y la regla de aluminio.

Undécimo; por último, debemos asergurarnos que las baldosas queden bien rejuntadas. Para ello rellenamos con tierra de jardín, todos los recovecos que tienen las juntas. Seguidamente golpeamos con el cabo de un martillo la tierra para que se quede bien apisonada. Y ya solamente queda rellenar las zonas laterales con tierra también y limpiar el sobrante de los alrededores del sendero.

Duodécimo; el último paso es cuando se hizo el encofrado para hacer los últimos tramos del sendero y poder salvar unas raíces de un gran árbol .

Foto de grupo el día en que quedó inaugurado el sendero (31/01/2019)

Conclusiones

Después del proyecto realizado se ha podido constatar:

  • Una doble satisfacción usuarios del sendero y alumnos de 1º FPB Reforma y Mantenimiento de Edificios, por el trabajo efectuado y el resultado obtenido.
  • Una concienciación de estar haciendo un bien a la sociedad.
  • Subida de la autoestima al ver que han sido capacez de hacer algo útil con sus propias manos.
  • Capacidad para provocar cambios en el entorno más inmediato.
  • Que haciendo un servicio a la comunidad educativa, se aplica un método educativo altamente eficaz ya que se aprende mejor si se encuentra sentido a aquello que hacen.
  • El establecimiento de una alianza entre el Instituto y sus estudiantes pues el primero poner los medios y los segundos, ponen el trabajo, empeño y destreza para beneficio mútuo.